Cetáceos – Monitoreo de cetáceos

Cetáceos – Monitoreo de cetáceos

Patrón de avistamiento de cetáceos en el Pacífico de Costa Rica

Las aguas costarricenses son ricas en biodiversidad. Lo malo es que en muchas ocasiones no sabemos a cuánto asciende esa riqueza. Para ponernos al día, nació este proyecto de avistamiento de cetáceos en el Pacífico del país.

En años anteriores a la implementación de esta iniciativa, únicamente se habían estudiado 3 especies de cetáceos en Costa Rica: el delfín nariz de botella (Tursiops truncatus), el delfín manchado costero del Pacífico (Stenella attenuata graffmani) y la ballena jorobada (Megaptera novaeangliae).

Desde el 2004 realizamos un registro mensual de las especies de ballenas y delfines que nadan en aguas costeras del Pacífico del país. Hasta el momento, además de las tres mencionadas anteriormente, se ha observado la falsa orca (Pseudorca crassidens), el delfín de dientes rugosos (Steno bredanensis), la ballena de Brybe (Balaenoptera brydei) y la orca (Orcinus orca).

La base de datos que se nacido con el proyecto ayudará a tomar decisiones informadas en las estrategias de manejo y conservación del recurso marino costero.

 

Monitoreo Participativo Comunal de Ballena Jorobada en Osa, Puntarenas, Costa Rica

¿Por dónde se mueven las ballenas jorobadas? Entre más ojos estén pendientes mejor lo sabemos. Por ello, en Fundación Keto desarrollamos un programa para capacitar a guías turísticos y capitanes de embarcaciones de las operadoras turísticas que trabajan en las áreas del Parque Marino Ballena, Isla del Caño y el Parque Nacional Corcovado para que registraran la cantidad de avistamientos de estos cetáceos. El programa se desarrolló entre noviembre del 2012 y agosto del 2013, pero aún hoy, varios capitanes nos siguen reportando sus avistamientos.

La ballena jorobada (Megaptera novaeangliae) se encuentra dentro del Apéndice I CMS y dentro la categoría de Preocupación Menor dentro de la lista roja de UICN. Esta especie realiza migraciones desde sus zonas de alimentación en aguas frías y templadas hacia zonas de reproducción en aguas de zonas tropicales o subtropicales, donde pasan el invierno, en cuenta aguas costarricenses.

Debido a que el proyecto se llevó a cabo en una área que es utilizada como área de crianza y reproducción de dos poblaciones de ballenas jorobadas, los resultados sobre distribución, uso de hábitat, fotoidentificación y comportamiento han permitido mejorar el conocimiento de esta especie migratoria en la zona de estudio. El involucramiento de personas de la comunidad ha elevado la conciencia de la protección de las zonas críticas de las ballenas, por lo que las rutas turísticas se pueden modificar en función del bienestar de estos mamíferos marinos, así como mejorar las prácticas de avistamiento de estos carismáticos cetáceos.